MANUAL DE DRAMATURGIA  
<< ___ >>
             

CARLOS- También yo afirmo.
VÍCTOR.- Tú niegas.
CARLOS.- Yo afirmo y tú no podrás negar que espías.
VÍCTOR.-( Descubierto) Yo no espío; observo, eso es todo.
CARLOS.- Vienes aquí todas o casi todas las noches, y nunca antes de hoy has hecho observaciones tan agudas y tan desinteresadas.
VÍCTOR.- No te enfades.
CARLOS.- No me enfado; observo; eso es todo. ( Se sienta)
VÍCTOR.- (Jugando el todo por el todo) Pero esperas a alguien, ¿ Verdad?
( EN QUÉ PIENSAS, de Xavier Villaurrutia)
Uno de los personajes es celoso. ¿ Está claro, no?
¿ Quieren otro ejemplo? Que sea el de un ser vengador.

ADELA.- Estoy clamando venganza y has venido oyendo mi ruego, sé que no hay que tocarte, conozco todas las reglas del más allá. Aquí tienes la sangre de mi hijo sobre las piedras, todavía está caliente. Quiero meter los dedos en los que mataron lo que era mío. Tú, príncipe de las tinieblas, me ayudarás, quiero ahogarlos con mis manos.
POLIDOR.- Adela, soy Polidor, ¿no te acuerdas? Estuve en Sanalona...
ADELA.- Sanalona; allí debí haber iniciado mi venganza antes de que me dejaran sola. Es como si me hubieran robado el tesoro de la divina gracia y me dejaran más miserable y pobre que nunca ¡ Ladrones!, ¡ ladrones, quiero mi tesoro! Todo me han robado.
POLIDOR.- Ven, vamos a que tomes agua...
ADELA.- ¡No me toques! (Pausa) Esta noche vamos a juntar a todos los coyotes, voy a dejar salir los que traigo dentro y todos van a conocer mi venganza; va a ver venir mi venganza como ven venir los huracanes. Ahogados, ahogados, los quiero ver a todos ahogados, flotando hasta la playa.
( EL JINETE DE LA DIVINA PROVIDENCIA, de Oscar Liera)
Para terminar uno de mujeres chismosas. Lo bueno es que no hay muchas así.

SUSANA.- ¡ Cuzcas, eso es, cuzcas! Porque son unas cuzcas, eso sí que sí, a mí no me lo quita nadie de la cabeza.
GUDELIA.- Y tan emperifolladas que bajan, quien las viera.
MARGARA.-¿ Y de dónde sacarán dinero para vestirse?
ELOINA.-¿ De dónde?, pues de los hombres.
JUSTINA.- ¡Eloina! Mira qué boca tienes, vete para allá adentro.
ELOINA.- Yo no me voy.
SUSANA.- ¿ Ustedes creen que éstas son horas de irse a trabajar a una oficina?
GUDELIA. ¿ A trabajar?...Van a sentarse en las piernas del jefe.
SUSANA.- Claro, y la alcahueta de la tía atrás de ellas.
(LOS SIGNOS DEL ZODIACO, de Sergio Magaña)
En este último ejemplo no solamente vemos el carácter de las viejas también su color. Jamás están divorciados el carácter del color.

3.- EL DIÁLOGO TEATRAL DEBE ADELANTAR LA ACCIÓN

Esta característica del diálogo es quizás la más difícil de entender. La primera vez que yo lo oí en clase de Hugo Argüelles pensé que era contar lo que va a suceder después, hasta que pasó mucho tiempo entendí de lo que se trataba. La dificultad viene de la palabra acción. El teatro es acción, la palabra drama quiere decir acción. Acción en teatro son los cambios que se presentan en la historia o en los personajes a partir de instalarse un conflicto. Adelantar la acción es conocer paso a paso como se va dando ese conflicto y los cambios que origina. Cada vez que hable alguno de los personajes vamos a saber un poco más de la historia, del conflicto o de él mismo. Eso es adelantar la acción. Imaginen que la acción es un ferrocarril. Este deberá cruzar el escenario. Primero aparecerá la máquina, después irán apareciendo vagones de carga, de pasajeros, el carro comedor, los carros pulman y por último el cabús. La acción empieza con la máquina, después vamos viendo cada uno de los carros, su color, su altura, lo que se ve a través de la ventana, siempre será algo distinto pero siempre formando parte de la unidad.
¿ No quedó claro? Sospecho que no. Les daré otro ejemplo, este más sencillo: Juan y Estela se encuentran, se gustan, ella le coquetea, Juan se acerca y le pregunta la hora, ella dice que las ocho de la noche, platican, él la invita a un café, en la cafetería se enteran que los dos estudian la misma carrera, Juan para festejar esto la invita a bailar, ella acepta, bailan primero separados y después muy juntos, él la besa, a la salida le dice que quiere estar a solas con ella, van a un hotel, se aman, ella queda embarazada, él no acepta la paternidad, dice que no es el único hombre que se ha acostado con ella, Estela jura que era virgen, él se burla de ella. Estela desesperada lo mata y después se mata a si misma.....Un clásico melodrama del cine nacional de hace unos cuantos años. Cada escena va a adelantar la acción, en cada una de ellas nos enteramos de algo nuevo. Podrían haber quedado como amigos después de tomar el café y que no sucediera nada más.

<< Anterior / Siguiente>>