MANUAL DE DRAMATURGIA    
<< ___ >>
 

compañero de oficina, de club deportivo, de cantina o de escuela. El o ella saben nuestros defectos, de que pie cojeamos. Pero nosotros también sabemos los de ellos. Es un conflicto que se da una y otra vez y que casi nunca se resuelve o se resuelve muy a la larga. La esposa le reclamará mil veces sus faltas de atención al marido, lo insultará donde sabe que le duele. El, casi mecánicamente, le responderá de la misma manera. Y así un día y otro. Es posible, no digo que no, que después de diez años o más, decidan el divorcio o puede ser que él le pegue un balazo o ella se vaya con su mejor amigo. El mejor amigo de él. Cada vez que se inicia el pleito ya sé que mi mujer me va a llamar impotente, grosero, vulgar, pelón, borracho, y para terminar, diabético. Yo le voy a contestar que ella es una niña mimada, una buena para nada, una inculta, una que sólo se casó por dinero, obesa y fea. Para rematar le diré lo que es: una neurótica consumada, una histérica de marca. Que tenía que ser mujer. Con mi compañero de futball me voy a pelear de diferente manera, le diré pendejo, hüevón, por eso estás tan barrigón, se me hace que ya no das una. El me contestará que soy un ciego, que mejor deje el juego y vaya a barbear a mis jefes, que eso sí lo hago bien. Terminaremos por mentarnos la madre. Al día siguiente empezaremos de nuevo.

ALFONSO.- La próxima vez no me dejo inyectar.
GLORIA.-¡ Te estoy hablando!
ALFONSO.- A ver si investigas quién más inyecta por aquí. ¡ Vieja salvaje!
GLORIA.-¡ Pues te aguantas!
ALFONSO.- Me aguanto qué...a ver...qué me aguanto.
GLORIA.- Es la que cobra más barato, Poncho.
ALFONSO.- Pinche vieja.
GLORIA.- Pareces marica, Alfonso.
ALFONSO.-¡ Estás zafada!
GLORIA.- Sí, pareces marica...pegas unos gritos de vieja asustada.
ALFONSO.- ¡Cállate ya!
GLORIA.-( Imitándolo) ¡ Ay...ay...me duele mucho...ay. ( Ríe divertida) Eres una gallina ponedora de huevitos. Gallinita.
ALFONSO.-¡ Gallinita tu...!
GLORIA.-¡ Mira, Alfonso, con mi mamá no te metas!
ALFONSO.- ¡Vieja pesada!
GLORIA.- Y tu papá...otra gallina...provienes de aves, Alfonso.
ALFONSO.-¡ Te callas la boca!
GLORIA.-¡ Déjame!
ALFONSO.- Sí, te voy a dejar.
GLORIA.- ¡ Te vas de esta casa!
ALFONSO.- Con mucho gusto.
GLORIA.-¡ Ya no te aguanto!
ALFONSO.-¡ Te detesto!
GLORIA.-¡ Eres lo peor de mi vida!
ALFONSO.-¡ No te soporto!
GLORIA.-¡ Lárgate ya!
(UN DÍA DE DOS, de Leonor Azcárate)

No es nada difícil que después de ese pleito la pareja haga el amor.
¿ Qué géneros se manejan en este conflicto? El más usual es el melodrama, pero también se utiliza la comedia y la farsa. Todas las telenovelas manejan solamente este conflicto.
Queda el quinto conflicto. Ya dije que muchos autores opinan que no existe, que el conflicto por el conflicto en sí es un invento más que una realidad, que en todos los casos pertenecerá a alguno de los conflictos anteriores. Yo sí lo utilizo pues tiene características propias. Este es un conflicto que se da espontáneamente, de repente, sin ningún antecedente. Uno conduce su automóvil, se detiene en un alto, mira al conductor del auto vecino, este le pregunta molesto que qué tanto lo mira. Se bajan, se agarran a golpes. Ninguno de los dos se conocía, no tenían nada el uno contra el otro. De repente se presenta la situación y viene el enfrentamiento. En mi obra CUPO LIMITADO, ocho personas quedan atrapadas dentro de un elevador que se descompone. Prácticamente todos son desconocidos. Se inicia el conflicto por un acto baladí, se va complicando, al final hay balazos.
La diferencia con los cuatro conflictos anteriores es que en éste no existe ningún antecedente. En los otros cuatro sí los hay. En el primero los dioses mandan la sequía, después una inundación, se muere el hijo. En el segundo me pregunto a mí mismo por qué no hice esto o lo otro en tantos años. el tercero nos agarramos de la larga cabellera ( recuerden que somos primitivos) con el salvaje que quiso llevarse a mi mujer y que antes ya me había robado mis animales y que además no me dejaba dormir con su tan tan tan toda la noche. En el cuarto llevo años de soportar a mi mujer, ella dice lo mismo, que lleva años soportándome a mí. Pero en el quinto no tengo por qué pelearme con los que van en el Metro conmigo o los que hacen cola en el Banco. El único antecedente que existe es la neurosis de las ciudades o simplemente de las personas. Pero no hay antecedentes de relación personal.

CECILIA.-( Retadora) ¿ Quién fue?

<< Anterior / Siguiente>>